Pautas para el manejo de situaciones conflictivas con los niños, desde la inteligencia Emocional
Si hay algo que caracterice a las familias es la dificultad para trabajar pautas que nos ayuden a manejar las situaciones conflictivas.
Hoy a modo de receta elaboramos una serie de pasos para lograr mejorar el clima de convivencia y comunicación ante los problemas. Te presento  una herramienta útil y practica
La tecnica NEMO, sí como la peíicula
Paso 1: NOMBRE: debemos de dirigirnos al niño por su nombre. “Ultimamente Maria…”
Paso 2: EMOCION  “Me he sentido muy triste “
Paso 3: MOTIVO: “Estamos discutiendo un montón, gritamos y no hay respeto” 
Paso 4: OBJETIVO:“Me gustaría que llegáramos a un acuerdo, ¿qué te parece? Hacemos una lista de cómo mejorar la situación: pasar mas tiempo juntas”.
Con el método NEMO logramos simplificar en 4 pasos el manejo de los conflictos.
Cuando una familia está atrapada en el conflicto es probable que estemos reforzando la idea del malestar atacando, como una defensa, “Maria eres tonta”, no hablamos desde el sentimiento propio sino desde nuestra parte dolida y nos defendemos con ofensivas. El conflicto sigue aumentando, porque no trabajamos sobre las soluciones. Es muy importante establecer empatía con la otra persona, principalmente si son nuestros hijos, ello no tiene el bagaje de experiencia, somos nosotros los modelos de aprendizajes. Tenemos que facilitar el dialogo y el acompañamiento, plantear una serie de estrategias para lograr el objetivo. “mejorar la comunicación con Maria”.
Maria estaba pensando que hace días no pasamos una tarde de chica,  te parece que hoy podamos compartir un momento tu y yo y hablamos de las cosas que nos pasan” Maria Sonríe
Cuando ponemos el foco de atención en lo que resulta útil, amable, todos ganamos, damos un paso más en la mejora del clima familiar, con inteligencia.

 

 

Y como dice NEMO: “Sigue nadando, sigue nadando”.